5 formas de tomar cáscara de limón

25 nov • 0 comentarios

El limón es uno de los cítricos más versátiles que tenemos, igual lo utilizamos como aderezo para resaltar los sabores de nuestros platos o como ingrediente principal para preparar deliciosos postres. Pero, ¿sabíais que la cáscara de limón posee hasta 10 veces más vitaminas, minerales y fibras que su zumo?

En la cáscara del limón encontramos calcio, potasio, vitamina C, fibras, ácido cítrico, aceites esenciales, citronela, ácido málico, ácido fórmico o pectina. Muchas de estas sustancias aportan a nuestro organismo gran cantidad de beneficios de los que nos podemos aprovechar tomando cáscara de limón.

Beneficios de la cáscara de limón:
  • Elimina toxinas del cuerpo, y por lo tanto también tiene un efecto rejuvenecedor.
  • Elimina los gases intestinales y reduce la hinchazón abdominal.
  • Ayuda a depurar el hígado.
  • Favorece la digestión y previene problemas de estreñimiento.
  • Potente fortalecedor del sistema inmunológico. Ayuda a prevenir infecciones, problemas respiratorios y reduce el tiempo y los síntomas de la gripe y resfriados.
  • Ayuda a disminuir los niveles de presión arterial alta.
  • Favorece la alcalinidad de la sangre.
  • Combate el nerviosismo.
  • Es antiséptica.
  • Elimina el exceso de grasa en la piel por sus propiedades astringentes.
  • Ayuda a blanquear las manchas de la piel y los dientes.
  • Minimiza los riesgos de cáncer.
Os proponemos cinco formas diferentes de poder tomar cáscara de limón:
  1. Cáscara rallada: con la ralladadura de la piel podemos aderezar multitud de platos, e incluso utilizarla para preparar postres, salsas, etc y darle un toque cítrico y aromático a nuestros platos.
  2. Infusiones: podemos añadir la corteza del limón a la infusión y dejar reposar durante unos minutos. De esta forma no sólo daremos sabor a la infusión sino que además nos beneficiaremos de todas sus vitaminas.
  3. Cáscara confitada: una forma golosa de tomar la piel del limón es confitando su cáscara. Requiere de bastante trabajo y tiempo de elaboración, ya que hay que hervir varias veces la cáscara. Si no tenéis tiempo para hacerlo, os recomendamos nuestras Delicias de Limón y Chocolate, bombones elaborados artesanalmente: la piel de nuestros limones confitada y bañada con chocolate. ¡Un auténtico placer para el paladar!
  4. Azúcar con sabor a limón: consiste en mezclar la ralladura de la piel del limón con azúcar y esperar a que se seque. Una forma sutil de aprovecharnos de sus beneficios si no queremos que se note demasiado el sabor.
  5. Aceite de oliva aromatizado: en un recipiente de cristal añadimos varias pieles de limón y a continuación vertemos el aceite. Dejamos macerar durante un mes.

 

 Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acepto la política de privacidad