Cocinar con internet

20 feb • 0 comentarios

Cocinar con Internet

Sin lugar a dudas, la revolución informativa que llegó con la popularización de Internet hace tiempo que llegó a la cocina. A la mía por lo menos si. No sólo me permite conocer los trucos de otras “cocinitas”, que se han atrevido a salir de las cuatro paredes de su casa con sus platos, sino que, además, hasta puedes chatear con algún monstruo de la gastronomía mundial o conseguir productos ilocalizables en nuestra tiendas de toda la vida.

Para mí, por ejemplo, ha sido un alivio fantástico poder conseguir productos gaditanos a través de LA ALACENA. Ya lo hemos anunciado esta certera y fraternal empresa en estas páginas. El amigo Pepe Monforte nos posibilita, con un simple clic, cocinar con los mejores aceites de nuestra sierra, adornar culinariamente nuestra mesa con los exquisitos productos de la mar de Barbate, escoger el vinagre de Jerez con el que perfumar una ensalada, guisar con los mejores garbanzos de Setenil, a calmar nuestra sed con la más fresca de las manzanillas o deleitarnos en la sobremesa con las pastas más sabrosas del convento de nuestra provincia con las monjas más escondidas. El “roante” se lo ha escogido la dirección de El Boletín y cada vez que tiene que regalarnos algo a los que colaboramos en él, nos coloca un lebrillo con manjares gaditanos de los que se alojan en esa estupenda página web (www.laalacena.net).

Os cuento un reciente y fantástico descubrimiento. Hace una semana compré 10 kilos de naranjas navelinas directamente en la huerta de Valencia. Un anuncio en la red me llamó la atención y entré en la página: www.lamejornaranja.com. En ella D. Luis Serra, que es como se llama el agricultor emprendedor de esta idea, aseguraba recolectar del árbol las naranjas que le pidiésemos, naranjas criadas sin ningún conservante además, y nos la enviaba ese mismo día sin pasar por cámaras frigoríficas y otros jaleos. Le pedí una cajita que con los portes me salió por 25 euros. Al día siguiente en casa. ¡Que de tiempo hacía que no olía una cosa tan sugerente! ¡Que juego tan completo de sabores en mi paladar!. El huertano se fía tanto de sus posibles clientes que no cobra hasta que no hayamos comprobado su sabor. Buena gente. Cuando me disponía a hacerle un nuevo pedido a través del correo electrónico, recibí uno suyo a esta guisa”: Las naranjas Navelinas están ya demasiado maduras para poderlas enviar, por lo que a partir del lunes daremos por finalizada la temporada de esta variedad y empezaremos la de las naranjas Navel-lane-late.La variedad Navel-lane-late es de mejor calidad que las Navelinas, pero al tratarse de los primeros días de la temporada es posible que estén un poco más ácidas que estas últimas, ya que las Navelinas estaban en la última fase de maduración.” Así que siguiendo su consejo me he esperado un par de semanas y… a seguir disfrutando. Os lo recomiendo sin duda alguna.

Por problemas de espacio no os puedo contar más acontecimientos fantásticos como estos, grandes descubrimientos para personas que como yo, no se pueden permitir el lujo de ir danzando por ahí saboreando tantos y tantos productos que la tierra nos da para endulzarnos la vida. Pero… hablando de dulces. Visitar www.pancracio.com son de Cádiz y aseguran que producen los mejores chocolates del mundo y os lo mandan por mensajería. Si os suscribís a su boletín informativo, que es gratis, os mandan sus ofertas y hasta recetas hechas con chocolate. Estos gaditas producen trufas, tabletones, bombones, chocolatinas, turrones… y paro de contar porque se me hace la boca agua. Pues eso, daros una vueltecita por el ciber-espacio y… hasta el mes que viene.

Fuente: El-Boletin.com

 Comentar

Publicado: 20 feb

Categoría: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acepto la política de privacidad