¿Cómo se realiza el glaseado de limón?

6 abr • 0 comentarios

¿Eres de las personas a las que les encantan los postres? Pues este es tu post, porque en él te explicaremos qué es glaseado y te contaremos cómo se realiza el glaseado de limón. Podrás hacer que tus postres luzcan mucho más y tengan mucho más sabor. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el glaseado?

Se trata de una técnica culinaria que consiste en recubrir alimentos con una capa dulce y brillante. Uno de los dulces más conocidos que utilizan esta técnica son los donuts. Estos típicos bollos redondos con un agujero, que han hecho y hacen las delicias de niños y mayores, están recubiertos con un glaseado muy simple realizado mediante la mezcla de azúcar glass y agua.

El principal ingrediente del glaseado es el azúcar glass o glasé, un derivado del azúcar blanquilla que se obtiene tras pulverizar el azúcar tradicional y añadiéndole un poquito de almidón de maíz (maizena) u otros antiapelmazantes. Gracias a ellos la mezcla espesa y el glaseado tiene un aspecto más compacto.

Ahora que ya sabemos qué es el glaseado, vamos a aprender a realizar glaseado de limón. Es muy fácil, sigue nuestros pasos:

Ingredientes

  • Azúcar glass: 200 gr
  • Limones: 2

Preparación:

  • En primer lugar, con los dos limones realizaremos un zumo y lo reservamos.
  • En un bol echamos los 200 gramos de azúcar glass y vertemos encima el zumo de los dos limones que hemos reservado con anterioridad.
  • Una vez juntos, habrá que mezclar bien hasta conseguir una mezcla blanquecina y lo suficientemente densa pero sin estar dura del todo.
  • Si queremos que nuestra mezcla tenga un color amarillo de limón, echaremos una pizca de colorante/tinte alimentario especial para postres y removeremos hasta tener el color compacto.
  • Una vez que lo tenemos realizado, ya lo podemos utilizar para adornar nuestros postres. Para ello, tan solo tendremos que bañar con el glaseado de limón el postre (galletas, bizcochos, donuts, etc.) y dejarlo secar hasta que se haya endurecido. Ese será el momento en el que lo podremos servir.

Truco:

A la hora de realizar nuestro glaseado hay que tener en cuenta para qué lo vamos a utilizar, ya que dependiendo de ello tendremos que hacerlo más o menos consistente. En este sentido, el azúcar es la clave. Así, si queremos hacerlo más consistente tendremos que añadir más azúcar, mientras que si lo queremos realizar más blando tendremos que echar más zumo de limón.

¿Estás listo para darle a tus postres un toque profesional? 😉

 

 Comentar

Publicado: 6 abr

Categoría: Recetas

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acepto la política de privacidad