¡No tires la piel de mandarina!

12 oct • 2 comentarios

Ya os hemos hablado anteriormente sobre los beneficios de la piel de la naranja y diferentes formas de aprovechar sus cualidades. Pues bien, no sólo es buena la cáscara de naranja sino que la piel de la mandarina también tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo que no deberíamos desaprovechar. Antes de tirar la piel a la basura vamos a contaros cómo podemos consumirla para aprovecharnos de sus beneficios, y la mejor forma es haciendo Té de cáscara de mandarina.

La cáscara de mandarina se usaba antiguamente como remedio casero oriental, ya que en ella se concentra 20 veces más cantidad de antioxidantes que en su zumo, fibra soluble y antibacterianos. Es por esto que la cáscara de este cítrico es un potente limpiador de la sangre, la purifica y regula los fluidos del cuerpo.

Propiedades medicinales del té con piel de mandarina:

  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol.
  • Ayuda a los procesos digestivos aumentando la absorción de nutrientes y la descomposición de alimentos.
  • Ayuda a deshacer el ácido úrico.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Alivia el mareo y las náuseas en las embarazadas.
  • Control de la glucemia: favorece la condición diabética evitando los desequilibrios de azúcar en sangre.
  • Estimulan la desintoxicación del hígado.
  • Tratamiento de los resfriados, la gripe y el estrés.
  • Depurativo sanguíneo.

Hay estudios que indican que en la cáscara de mandarina se encuentra un compuesto llamado Q40 salvestrol que podría actuar contra el cáncer, aunque la investigación aún está en sus inicios y todavía queda un largo camino por recorrer. Tomar este té puede ayudar a prevenir el cáncer pero nunca podrá sustituir a ningún tratamiento médico.

Preparación del té con piel de mandarina:

  1. Lavamos la cáscara de mandarina.
  2. Dejamos secar al sol durante uno o dos días.
  3. Añadimos la mitad de la cáscara de mandarina en una taza con agua hirviendo.
  4. Tapamos la taza dejamos reposar durante 15 minutos.
Tips:

Se puede añadir un poco de canela o de jengibre, según gustos.

Se puede picar la cáscara para obtener un té más intenso, pero a la hora de tomarlo hay que colar la preparación.

 

 

 Comentar
  Post anterior:   Post siguiente:

2 comentarios en ¡No tires la piel de mandarina!

  1. Ana dice:

    Lo probaré!
    Gracias por la sugerencia y la información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acepto la política de privacidad