Pastel de naranja sanguina y Campari

9 Feb • 0 comentarios

Se acerca el día de los enamorados y si hay una fruta (con permiso de las fresas) que nos permita preparar un postre especial para estas fechas es sin duda la naranja sanguina. Su color rojo pasión hace que este cítrico sea ideal para preparar un delicioso y romántico postre como este Pastel de naranja sanguina y Campari que os proponemos para poner el colofón final a una cena romántica.

La preparación es muy sencilla y el postre resulta muy original, ya que un pastel de color rojizo no es muy habitual.

Ingredientes:

  • 8 naranjas sanguinas.
  • 2 yogures griegos naturales.
  • 600 gr. de azúcar.
  • 350 gr. de harina para repostería.
  • 4 huevos medianos.
  • 250 gr. de mantequilla.
  • 100 gr. de almendras peladas y troceadas.
  • 100 ml. de Campari.

Elaboración:

En primer lugar precalentamos el horno a 180ºC. Mientras el horno va alcanzando la temperatura, rallamos la cáscara de 4 naranjas sanguinas. Reservamos las naranjas peladas para más adelante.

A continuación, en un bol o tazón grande añadimos los yogures, la mitad del azúcar y los huevos ligeramente batidos. Removemos y cuando los ingredientes estén bien ligados añadimos la ralladura de las naranjas sanguinas, la mantequilla, la harina y las almendras. Seguimos removiendo y mezclando bien todos los ingredientes hasta que nos quede una masa homogénea.

Seguidamente vertemos la masa en un molde redondo y horneamos durante 40-45 min., dependiendo de cada horno. Para asegurarnos de que el pastel ya está hecho, pinchamos con un cuchillo en el centro de la masa. Si sale seco es que el bizcocho ya está listo.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Preparación del jarabe:

Mientras el bizcocho se está cociendo en el horno prepararemos el jarabe. Para ello, exprimimos las 8 naranjas sanguinas y vertemos el zumo en una cazuela junto con el resto del azúcar y el Campari. Lo mantenemos a fuego lento hasta que reduzca a la mitad del volumen inicial, y en este momento retiramos del fuego.

Con el jarabe todavía caliente, bañamos el bizcocho hasta que absorba todo el líquido y quede bien empapado.

El pastel ya está listo. Podemos servirlo acompañado de una bola de helado de vainilla y una copita de cava. ¡A disfrutar!

❤️🍾

 Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *