Quien no se adapte al cambio morirá

15 nov • 0 comentarios

Un error movió a la empresa 3M a instalarse en el ranking de las 25 empresas más innovadoras. Tras varios fracasos previos, cuando un día uno de sus empleados colocó por error pegamento en el anverso de una nota hallaron un nicho de negocio que hasta entonces nunca había sido explotado: el «post-it».

Desde entonces la innovación ocupa una parte importante de sus respectivos procesos de negocio. Sus empleados dedican un 15 por ciento del tiempo de trabajo a innovar. El resultado de esta iniciativa ha provocado un efecto muy positivo en su cuenta de resultados: un 25 por ciento de su facturación procede de los inventos desarrollados a lo largo de los últimos años. Fue una de las primeras ideas expuestas ayer por el mago Mori, uno de los animadores del II Foro de la Innovación, con más de 250 empresas asturianas participantes.

El presentador del acto subrayó que el fomento de la creatividad da a los empleados la libertad para asumir riesgos e intentar nuevas ideas. Otro caso de éxito es el de la multinacional del mueble Ikea. Fue durante la inauguración de una de sus primeras tiendas en Suecia. Recibieron tal afluencia de clientes que tuvieron que meter a algunos en la zona del almacén. El éxito de la filosofía Ikea de administrar correctamente los inventarios y la gestión de sus centros de distribución y almacenes hizo que con el material empaquetado bajo el sistema de «móntelo usted mismo» tuviera un éxito arrollador.

Durante su presentación, Mori aseguró que en los últimos 15 años se han producido más cambios que en toda la historia de la Humanidad, en referencia al importante cambio tecnológico que se está viviendo en este momento. Como modelos de vanguardia en este sector señaló a empresas como Nokia (uno de cada tres teléfonos móviles que hay en el mundo es Nokia), Google, Skype (las comunicaciones telefónicas aprovechando las posibilidades de la banda ancha), Youtube, la tecnología Mp3 o los lápices de memoria que permiten trabajar desde cualquier lugar del mundo.

«Las empresas que no innovan están condenadas al fracaso», recalcó el presentador del acto y puso como ejemplo a compañías como Agfa que obviaron la tecnología digital dentro del mercado de las cámaras digital y vieron cómo su negocio se iba al traste, porque según los gurús de la innovación esta práctica «es un sinónimo de supervivencia».

No obstante, Mori advirtió de que innovar no consiste únicamente en inventar cosas nuevas, sino que también tiene un importante componente innovador la mejora de los procesos de negocio en marcha en la empresa. Buena prueba de ello son las tres empresas asturianas que se presentaron ayer en el Foro de la Innovación. Terrain Techonologies, Alusin y Vectio Ingeniería de Tráfico han hecho una oportunidad de negocio de sus ideas.

Los expertos presentes en este encuentro, celebrado ayer en el Palacio de Congresos, coincidieron en señalar la necesidad de adaptarse a un entorno cambiante tanto en ideas como en servicios, productos o negocios. «Quien no se adapte al cambio morirá», aseguraron. Un ejemplo simbólico de ello es la empresa «lamejornaranja.com» que envía los mejores cítricos de la huerta valenciana a domicilio a cambio de que el cliente los pruebe y si está satisfecho ingrese el importe de su compra en una cuenta. Una idea innovadora en un entorno donde las nuevas tecnologías juegan un papel cada vez más importante.

Fuente: C. JIMÉNEZ http://www.lne.es

 Comentar

Publicado: 15 nov

Categoría: Apariciones radio y prensa escrita, Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acepto la política de privacidad