Receta y sabores de té helado para el verano

9 jun • 0 comentarios

Se acerca el verano, los días más largos, el calor sofocante… ¡Es el momento ideal para tomar bebidas refrescantes! Pero si estás ya cansado de tomar siempre los mismos refrescos, os proponemos una receta para elaborar diferentes tipos de té helado.

El té helado es una bebida perfecta para el verano, refrescante, sana, natural, con una amplia variedad de sabores y al mismo tiempo nos permite cuidar la línea.

Para preparar el té helado tendremos que tener en cuenta que la cantidad de té que hay que poner debe ser un poco más concentrada que en un té normal. La medida aproximada es de unas 6-8 cucharadas por litro de agua, aunque depende también de los gustos de cada uno.

Es muy importante que el té sea de calidad y el agua mineral natural.

Preparar el té helado es muy sencillo, simplemente hay que elegir el tipo de té y el sabor. El procedimiento es igual para cualquier tipo de té. Os recomendamos estos sabores para preparar unos deliciosos tés helados y refrescantes para el verano:

Té verde de Naranja y Galletas de Jengibre.

Té negro Naranja y Chocolate.

Té blanco Crema de Mandarina.

Té rojo Lima-limón.

Rooibos de Limón

Ingredientes:

  • 1 litro de agua mineral.
  • 6-8 cucharadas de té del sabor elegido.
  • Azúcar o edulcorante.
  • Hielo

Preparación:

Vertemos el agua mineral en un cazo y llevamos al punto de ebullición.

Mientras se va calentando el agua, ponemos el té en un recipiente ancho y vertemos el agua hervida sobre el té. De esta forma, las hojas tendrán espacio suficiente para abrirse y la infusión se realizará de forma correcta y homogénea.

Dejamos la infusión durante unos minutos para vaya adquiriendo todo el sabor y aromas de las hojas de té. Una vez está lista la infusión, la colamos con un colador de tela para que no se quede ninguna hojita en el líquido.

Endulzamos con azúcar o edulcorante al gusto.

Vertemos el líquido en una jarra apta para frigoríficos y dejamos enfriar unos 15 minutos a temperatura ambiente. A continuación metemos en la nevera al menos durante 1 hora para que enfríe bien.

Una vez tenemos el té bien frío añadimos hielo y… ¡A refrescarse!

SUGERENCIA: Si os apetece podéis añadir menta fresca, hierbabuena, jengibre o cualquier fruta de temporada troceada.

Fuente de la imagen:http://www.teatoxshop.com/magazin/2016/02/10/healthy-iced-tea-recipe-with-the-teatox-fresh-focus/

 Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Acepto la política de privacidad