Recetas
Categoría

  • Polos tutifruti con zumo de naranja

    Si no sabéis cómo hacer que vuestros hijos tomen fruta y habéis probado ya todas las formas posibles, os traemos la solución perfecta. Aprovechando que llega el calor y que a los peques de la casa les encantan los helados, vamos a preparar unos deliciosos polos tutifruti con zumo de naranja natural con el que se chuparán los dedos, nunca mejor dicho jeje.

    La elaboración es muy sencilla, solamente necesitamos unos moldes de polo y la fruta. Nosotros hemos usado naranjas de zumo, fresas, arándanos y frambuesas, aunque se puede poner cualquier tipo de fruta fresca.

    Los moldes los podremos encontrar con los palos ya incorporados o podemos comprar los palos a parte, como prefiráis. En este caso nosotros hemos optado por poner palos de madera, que dan un toque más “vintage”.

    Ingredientes:

    • 2 naranjas de zumo.
    • 4 fresas.
    • Un puñado de arándanos.
    • Un puñado de frambuesas.

    Elaboración:

    En primer lugar exprimimos las naranjas y reservamos el zumo.

    A continuación, lavamos el resto de la fruta, cortamos las fresas a rodajas y lo mezclamos todo en un bol. Si vemos que las frambuesas quedan muy grandes podemos partirlas por la mitad.

    Para rellenar los moldes de polo pondremos en primer lugar la fruta con la ayuda de una cucharilla, controlando que la cantidad sea la adecuada, para ello, llenaremos sólo una tercera parte del molde con la fruta, y seguidamente verteremos el zumo. Repetiremos la operación con el resto de los moldes.

    Para finalizar pondremos los palos y meteremos en el congelador. Si los moldes que tenéis no tienen tapa no pasa nada, simplemente tendréis que controlar que no se derramen a la hora de meterlos en el congelador.

    Esperamos unas horitas y…. ¡A comer fruta fresca! 🍊🍓🍇

     

    Fuente de la imagen: Pinterest

    30 Mar • Noticias, Recetas • 0 comentarios

  • Cómo preparar Agua de Azahar casera

    El agua de azahar se obtiene a partir de las flores blancas procedentes de los naranjos y otros árboles que producen frutos cítricos, como el limonero, pomelos, mandarinos, etc. Tiene multitud de propiedades, por ello se ha utilizado desde hace cientos de años para fines medicinales, en la elaboración de dulces, y por supuesto en perfumería.

    Con el agua de azahar aportaremos a nuestros dulces un sabor único. También lo podemos usar en el campo de la cosmética, a modo de tónico facial, puesto que la flor de azahar cuenta con propiedades hidratantes para la piel. Y por supuesto, si la tomamos como infusión nos beneficiaremos de todas sus propiedades terapéuticas.

    En infusión se emplea fundamentalmente:

    • Para aliviar molestias menstruales.
    • Estados nerviosos.
    • Palpitaciones.
    • Para las personas con la tensión baja ya que sus propiedades la hacen muy recomendable en los desmayos y desvanecimientos, sobre todo de la mujer.
    • En casos de insomnio (tanto de niños como de adultos).
    • Gases intestinales.
    • Espasmos digestivos.
    • Es un excelente remedio para el cólico infantil.
    • Está indicada en el síndrome del “colon irritable”, que produce dolor y trastornos del tránsito intestinal.

    El agua de azahar es un líquido transparente y muy aromático que debe conservarse en el frigorífico y en envases de cristal oscuro que la preserven de la luz. El agua de azahar es de larga conservación pero si ves que el líquido amarillea, que cambia la textura o aparecen posos, es momento de deshacerse de ella.

    Preparación:

    Para preparar el agua de azahar debemos utilizar las flores secas. Necesitaremos 50 gr. para medio litro de agua mineral. En cambio para tomarla en infusión nos sirven tanto las flores secas como las frescas, en este caso usaremos 5 flores por persona.

    Si queremos podemos secar las flores en casa de forma muy sencilla. Se ponen bien esparcidas sobre telas porosas que dejen pasar el aire, o sobre enrejados metálicos, en un lugar bien ventilado y a la sombra.

    1. En primer lugar calentamos el agua y llevamos a punto de ebullición. Apagamos el fuego tras la primera ebullición y añadimos las flores de azahar. Removemos las flores para que su esencia quede disuelta en el agua caliente.
    2. Vertemos el contenido a un bol y lo tapamos con papel film transparente. Dejamos reposar el contenido en un lugar a la sombra a temperatura ambiente durante 1 día entero
    3. Transcurridas 24 horas, colamos el agua con un colador de tela o con la ayuda de una gasa, y lo guardamos en una botella de cristal oscuro en el frigorífico

    Podemos obtener más cantidad de agua de azahar, doblando las cantidades de los ingredientes, pero siempre siguiendo la misma proporción, por medio litro de agua mineral, 50 gramos de flores de azahar secas.

     

    23 Mar • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Pastel de yogur griego y cítricos

    Si sois de los que no se pueden resistir a una deliciosa tarta de queso, no podéis dejar de probar este pastel de yogur griego y cítricos. De consistencia y textura muy parecida, este pastel no lleva queso, sino yogur griego. Una delicia para los paladares más exquisitos.

    Además, si queréis guardar la linea podéis hacer la versión un poco más “light” cambiando el azúcar por edulcorante y usando yogures griegos 0% materia grasa.

    El toque final, como no,  se lo da la cobertura de naranjas 100% naturales y recién recolectadas… ¡Un postre 10 al que no te podrás resistir! 😉

    Ingredientes:

    • 3 huevos grandes.
    • 75 gr. de azúcar.
    • 35 gr. de harina para repostería.
    • 1/4 cucharadita de levadura.
    • 3 yogures griegos.
    • Zumo natural de 1/2 limón.

    Para la cobertura:

    • 2 naranjas.
    • 10 gr. de azúcar.
    • 3 láminas de gelatina.
    • 65 ml. de agua.
    • 1 cucharadita de agua de azahar.

    Elaboración:

    Para la elaboración del pastel necesitamos un molde de unos 18 cm. que untaremos con un poco de aceite o mantequilla para que no se nos pegue la masa.

    En primer lugar precalentamos el horno a 160ºC. Mientras tanto, separamos las claras de los 3 huevos y las montamos a punto de nieve. Reservamos.

    A continuación batimos las yemas junto con el azúcar hasta obtener una crema homogénea de color claro. Seguidamente añadimos la harina y la levadura, y cuando estén bien mezclados todos los ingredientes incorporamos poco a poco el yogur, el zumo de limón y removemos bien hasta que quede todo bien ligado.

    Por último añadimos con mucho cuidado las claras a punto de nieve y removemos lentamente hasta que queden bien mezcladas con la crema.

    Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 15 min. a 160ºC, y luego 30 min. más a 150ºC.

    Sacamos del horno y dejamos enfriar. Una vez fría la metemos en el frigorífico al menos 8 horas.

    Cobertura:

    Exprimimos una de las naranjas, y la otra la pelamos y la cortamos a rodajas

    A continuación ponemos en remojo las láminas de gelatina en agua fría por lo menos durante 5 min. Mientras tanto añadimos el azúcar al agua y calentamos hasta que se disuelva. Dejamos a fuego lento durante 5 min. para que se forme una especie de sirope. Seguidamente, sin retirar el sirope del fuego, añadimos las láminas de gelatina bien escurridas y removemos hasta que se disuelvan.

    Sacamos del fuego y vamos añadiendo poco a poco el zumo de naranja (60 ml aprox.) y el agua de azahar. Removemos bien.

    Por último dejamos que enfríe a temperatura ambiente hasta que empiece a espesar un poco (sin meterlo en la nevera).

    Sacamos el pastel de la nevera, añadimos las rodajas de naranja por encima y con la ayuda de una brocha o simplemente a cucharadas, ponemos la cobertura en el pastel.

    Metemos nuevamente el en el frigorífico durante una media hora y…  ¡A comer!

     

     

    16 Mar • Noticias, Recetas • 0 comentarios

  • Pastel de naranja sanguina y Campari

    Se acerca el día de los enamorados y si hay una fruta (con permiso de las fresas) que nos permita preparar un postre especial para estas fechas es sin duda la naranja sanguina. Su color rojo pasión hace que este cítrico sea ideal para preparar un delicioso y romántico postre como este Pastel de naranja sanguina y Campari que os proponemos para poner el colofón final a una cena romántica.

    La preparación es muy sencilla y el postre resulta muy original, ya que un pastel de color rojizo no es muy habitual.

    Ingredientes:

    • 8 naranjas sanguinas.
    • 2 yogures griegos naturales.
    • 600 gr. de azúcar.
    • 350 gr. de harina para repostería.
    • 4 huevos medianos.
    • 250 gr. de mantequilla.
    • 100 gr. de almendras peladas y troceadas.
    • 100 ml. de Campari.

    Elaboración:

    En primer lugar precalentamos el horno a 180ºC. Mientras el horno va alcanzando la temperatura, rallamos la cáscara de 4 naranjas sanguinas. Reservamos las naranjas peladas para más adelante.

    A continuación, en un bol o tazón grande añadimos los yogures, la mitad del azúcar y los huevos ligeramente batidos. Removemos y cuando los ingredientes estén bien ligados añadimos la ralladura de las naranjas sanguinas, la mantequilla, la harina y las almendras. Seguimos removiendo y mezclando bien todos los ingredientes hasta que nos quede una masa homogénea.

    Seguidamente vertemos la masa en un molde redondo y horneamos durante 40-45 min., dependiendo de cada horno. Para asegurarnos de que el pastel ya está hecho, pinchamos con un cuchillo en el centro de la masa. Si sale seco es que el bizcocho ya está listo.

    Sacamos del horno y dejamos enfriar.

    Preparación del jarabe:

    Mientras el bizcocho se está cociendo en el horno prepararemos el jarabe. Para ello, exprimimos las 8 naranjas sanguinas y vertemos el zumo en una cazuela junto con el resto del azúcar y el Campari. Lo mantenemos a fuego lento hasta que reduzca a la mitad del volumen inicial, y en este momento retiramos del fuego.

    Con el jarabe todavía caliente, bañamos el bizcocho hasta que absorba todo el líquido y quede bien empapado.

    El pastel ya está listo. Podemos servirlo acompañado de una bola de helado de vainilla y una copita de cava. ¡A disfrutar!

    ❤️🍾

    9 Feb • Recetas • 0 comentarios

  • Ensalada de invierno: Hojas verdes con vinagreta de cítricos frescos

    ¿Quién dijo que las ensaladas sólo son para el verano? Es cierto que en invierno nos apetecen más las sopas o cremas calientes, pero una buena ensalada de invierno con productos de temporada, sanos y naturales es un primer plato perfecto para mantener nuestras defensas a raya y para ayudarnos a evitar gripes y resfriados.

    Por eso os proponemos esta ensalada en la que los protagonistas no son la típica lechuga y el tomate, sino productos que se encuentran ahora en plena temporada y que están en su mejor momento, como las espinacas y las naranjas. Además las naranjas las puedes adquirir en nuestra web recién recolectadas y directas del campo, sin tratamientos y maduradas en el árbol.

    Ingredientes para 4 personas:

    • 150 gr Espinacas.
    • 150 gr Rúcula.
    • 80 gr de nueces mondadas.
    • 2 naranjas de mesa.
    • 2 naranjas de zumo.
    • 1/2 taza de cebolla roja.
    •  100 ml de aceite de oliva Virgen Extra.
    • 25 gr de azúcar blanco.
    • 2 cucharadas de vinagre balsámico.
    • 2 cucharadas de mostaza de Dijon.
    • 1/4 cucharadita de orégano.
    • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida.
    • 100 gr queso Gorgonzola rallado.

    Preparación:

    En una sartén tostamos las nueces a fuego medio durante 5 minutos, removiendo constantemente hasta que se doren.

    A continuación, exprimimos las naranjas de zumo y vertemos el zumo en un recipiente con tapa, asegurándonos que quede bien hermético y cierre bien. Añadimos al zumo el aceite de oliva, el azúcar, el vinagre, la mostaza, el orégano y la pimienta. Tapamos el frasco y agitamos bien para que se mezclen bien todos los ingredientes.

    Seguidamente pelamos y cortamos la cebolla y las naranjas de mesa. La cebolla la cortaremos en rodajas, y la naranja en gajos o cubitos, al gusto de cada uno pero siempre retirando la parte blanca para que no amargue. 

    En un bol grande mezclamos las hojas verdes con las nueces tostadas, los trozos de naranja y la cebolla en rodajas.

    Por último, repartimos la mezcla de hojas verdes con las nueces, la naranja y la cebolla en tazones individuales. Para servir, espolvoreamos el queso Gorgonzola y rociamos con la vinagreta.

    ¡Esperamos que os guste!

     

     

    26 Ene • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Sorbete de naranja y mango

    Uno de los alimentos que no puede faltar en una celebración o comida de Navidad es el sorbete. Generalmente suele ser de limón, pero nosotros os proponemos otro igual de refrescante pero mucho más original e innovador: Sorbete de naranja y mango.

    Hay que tener en cuenta que el sorbete no es un plato más, sino que solamente cumple la función de refrescar el paladar y prepararlo para apreciar otros sabores, por lo que se sirve entre un plato y otro de un menú, normalmente entre el pescado y la carne. 

    El sorbete está a medio camino entre el helado y el granizado. Se diferencia del helado en que no contiene grasas ni huevos en su composición, lo que hace que resulte más fresco y ligero. Se realiza generalmente con frutas cítricas, y si queremos sorprender podemos elegir entre varios sabores que resultan muy adecuados por su frescura y delicadeza como puede ser añadiendo mango. Es importante que la fruta sea lo más fresca y natural posible para que los sabores sean auténticos e intensos. En nuestra web puedes adquirir las naranjas y mangos recién recolectados ideales para preparar este sorbete.

    Si el menú consiste en muchos platos o de platos muy pesados sugerimos servir un sorbete que contenga entre sus ingredientes alguna bebida alcohólica o rociarlo con un poquito de licor u otro alcohol, esto lo hará más digestivo. Nosotros hemos optado por incluir cava o champagne aunque también se le suele añadir ginebra.

    Ingredientes:

    • 2 naranjas grandes.
    • 1 mango grande.
    • 6 cucharadas de azúcar.
    • 50 ml de cava o champagne.

    Preparación:

    En primer lugar exprimimos las naranjas. Ponemos el zumo en un cazo con el azúcar y lo llevamos a ebullición a fuego medio. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego y reservamos.

    A continuación pelamos y troceamos el mango. Ponemos los trozos en la batidora o procesador de alimentos y trituramos hasta que quede un puré fino (si se desea lo podemos pasar por el colar chino).

    Seguidamente mezclamos el puré de mango con el almíbar de naranja que habíamos reservado. Removemos con movimientos suaves. A continuación incorporamos el cava o el champagne y seguimos removiendo suavemente hasta que quede homogéneo.

    Ponemos la preparación en un recipiente hermético y metemos en el congelador. Cuando haya pasado 1 hora removemos para evitar que cristalice. Repetiremos este proceso 2 veces más cada hora, rascando bien las paredes del molde.

    Una vez congelado, servimos 1 ó dos bolas en cada copa. Podemos decorar las copas con trozos de mango o rodajas de naranja.

    ¡Buen provecho y Felices Fiestas!

     

    21 Dic • Noticias, Recetas • 0 comentarios

  • Postre navideño: Pastel de queso con naranja caramelizada

    Llegan días de celebraciones y reuniones familiares alrededor de la mesa. Días en los que la comida cobra un protagonismo importante y  donde siempre nos gusta lucirnos. Por eso esta semana os proponemos un postre navideño para no dejar indiferente a nadie: Pastel de queso con naranja caramelizada y vainilla. 

    Un postre ideal para estos días de fiesta con el que seguro impresionaréis a vuestros invitados y lograréis ser los anfitriones perfectos. Las naranjas caramelizadas, la vainilla y el queso mascarpone hacen de este pastel un postre exquisito, ya no sólo por su sabor, sino también por la apariencia tan espectacular que le da la corona de azúcar hilado.

    Ingredientes:

    Para la base:

    • 80 g de mantequilla sin sal.
    • 200 g de galletas maría.
    • Ralladura de una naranja.

    Para el relleno:

    • 560 g de queso crema (tipo Filadelfia).
    • 250 g mascarpone.
    • 200 g de azúcar.
    • 3 huevos.
    • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
    • 50 g de harina de trigo.

    Para las naranjas caramelizadas:

    Para el azúcar hilado:

    • 80 g de azúcar.

    Para el glaseado de mascarpone:

    • 250 g de mascarpone.
    • 30 g de azúcar glas.
    • ½ cucharadita de extracto de vainilla.

    Molde:

    • 20 cm de diámetro x 8 cm de profundidad (debe ser desmontable)

    Elaboración:

    Para la base:

    1. Derretimos la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego lento. A continuación trituramos las galletas junto con la cáscara de naranja rallada en un procesador de alimentos. Cuando la mantequilla esté derretida la vertemos en la mezcla y removemos hasta que quede una masa.
    2. Vertemos la masa anterior en el molde y presionamos creando una base en la parte inferior del molde. Dejamos enfriar en la nevera.
    3. Mientras tanto calentamos el horno a 160 ° C.

    Para el relleno:

    1. Mezclamos el queso crema, el mascarpone y el azúcar en un tazón. Con una batidora eléctrica, batimos los ingredientes hasta que quede bien mezclado. A continuación añadimos los huevos y la vainilla batiendo hasta que quede suave. Por último incorporamos la harina y removemos con una cuchara de madera.
    2. Vertemos la mezcla en el molde sobre la base preparada, asegurándonos de que la parte superior del relleno es suave y uniforme. Ponemos en una bandeja de horno, y horneamos durante 50-55 minutos hasta que cuaje. Dejamos enfriar completamente en el molde.

    Naranjas caramelizadas:

    1. Ponemos las rodajas de naranja en un recipiente resistente al calor y reservamos.
    2. Vertemos el azúcar en una sartén antiadherente mediana a fuego lento. Dejamos que se funda suavemente y que vaya caramelizando.
    3. Retiramos la sartén del fuego y añadimos 2 cucharadas de agua, el licor de naranja y  la cucharada de zumo de naranja (hay que tener cuidado, ya que puede salpicar). Volvemos a poner a fuego lento y removemos sin parar hasta que el caramelo esté hecho.
    4. Vertemos sobre las naranjas en el bol y dejamos enfriar.

    Azúcar hilado:

    1. Ponemos el azúcar en una sartén grande y honda a fuego medio-bajo. Dejamos que el azúcar se disuelva lentamente y se forme en caramelo. No removemos hasta que el azúcar se haya derretido. Giramos la cacerola cuidadosamente para permitir que el azúcar funda de manera uniforme.
    2. Para hacer el azúcar hilado la temperatura del caramelo tiene que ser de 120 ° C. Utilizaremos un termómetro digital para comprobar esto.
    3. Cuando el caramelo alcanza la temperatura correcta, retiramos del fuego. Con una cuchara de madera, cogemos con cuidado el caramelo y lo vamos echando sobre un rodillo de acero previamente engrasado para crear el azúcar hilado. Tendremos que trabajar rápido, antes de que solidifique al enfriarse.
    4. Podremos moldearlo un poco con las manos cuando empiece a enfriar, pero con cuidado de no quemarnos ni de romperlo.

    Glaseado:

    1. Mezclamos el mascarpone con el azúcar glas y la vainilla.  Vertemos el mascarpone en la parte superior de la tarta de queso, luego cubrimos con las naranjas caramelizadas echando el caramelo por los lados de la tarta.
    2. Por último, añadimos el azúcar hilado en la parte superior y servimos inmediatamente.

    ¡Feliz Navidad!

    14 Dic • Noticias, Productos Gourmet, Recetas • 0 comentarios

  • Infusión de naranja, canela y miel

    Con el frío nos apetecen bebidas calientes. Si además están buenas y nos aportan vitaminas y propiedades para prevenir los catarros, como la infusión de naranja, canela y miel, éstas se convierten en una de las bebidas perfectas para el invierno.

    La naranja ya sabemos que aporta gran cantidad de vitamina C y antioxidantes que ayudan a proteger el cuerpo contra el daño celular e incrementa nuestras defensas. Pero, ¿qué beneficios tienen la canela y la miel para nuestro organismo?

    Tanto la canela como la miel tienen propiedades antisépticas, antivirales, antibacterianas y son eficaces para mantener a raya las infecciones. Si tomamos una cucharadita de canela y miel diariamente aportarán beneficios a nuestro organismo como: bajar de peso, subir las defensas, combatir y aliviar las afecciones de garganta, mejorar la salud de las articulaciones, reducir el riesgo de enfermedades vasculares, mejorar la digestión y combatir la acidez, obtener energía y evitar el agotamiento, rejuvenecer el organismo y combatir el insomnio.

    Es importante que la miel sea cruda, es decir, que no haya sido cocida a altas temperaturas, para que mantenga todas sus propiedades. La canela puede ser en rama o en polvo, según se prefiera.

    Preparación:

    Exprimimos media naranja y vertemos el zumo en un vaso. A continuación hervimos 100 ml de agua y lo añadimos al zumo.

    Si hemos elegido la canela en polvo, echamos en una taza una cucharada de canela y una cucharada de miel. Removemos bien y lo vertemos en el vaso junto con el agua y el zumo.

    Si preferimos la canela en rama, sólo hay que añadir al vaso de zumo una cucharada de miel y a continuación poner la rama de canela.

    Dejamos reposar unos minutos y… ¡Listo!

     

     

    24 Nov • Noticias, Recetas, Salud • 2 comentarios

  • Beneficios de un desayuno con naranjas

    No es casualidad que la naranja sea uno de los alimentos más presentes en nuestros desayunos, ya sea en forma de zumo o entera. Y no sólo es debido a su sabor, sino a los beneficios que aporta un buen desayuno con naranjas.

    Desayunar una naranja o zumo de naranja ayuda a mantener una alimentación equilibrada y adecuada, a controlar el peso y a aliviar la anemia. Además contienen múltiples vitaminas (A,B,C y G) y antioxidantes cuyos beneficios se intensifican al tomar la naranja en ayunas, ya que son absorbidas más fácilmente por por nuestro organismo. Estas vitaminas ayudan a prevenir enfermedades y refuerzan nuestro sistema inmunológico, con lo que evitamos resfriados y catarros.

    El zumo de naranja contiene altas dosis de antioxidante, que junto con la vitamina C combaten el envejecimiento, mejoran la circulación sanguínea, potencian la cicatrización, ayuda en enfermos con diabetes tipo 2, etc.

    Pero a parte de todos estos beneficios, hay algo que hace que esta fruta sea imprescindible en nuestros desayunos: El principal factor de su éxito es el sabor de una naranja recién recolectada.

    Os proponemos un Pudin muy saludable con el que conseguiremos un desayuno completo y lleno de beneficios para afrontar el día con energía:

    Pudin de semillas de chía con naranja

    Ingredientes para 2 personas:

    • 25 gr. de almendras.
    • 1 vaso de agua.
    • 3 o 4 dátiles sin hueso.
    • 3 naranjas.
    • 60 gr. de semillas de chía.
    • Un puñado de granola.

    Preparación:

    Vertemos las almendras, los dátiles y el agua en una licuadora a velocidad alta hasta que los ingredientes queden bien mezclados. Si no tenemos licuadora podemos usar una batidora.

    A continuación rallamos la piel de una de las naranjas, la añadimos a la mezcla anterior y removemos con una cuchara. Reservamos la pulpa de la naranja.

    Exprimimos las dos naranjas restantes, y añadimos su zumo y las semillas de chía a la mezcla. Removemos bien con la cuchara y dejamos reposar al menos durante 20 minutos.

    Vertemos la mezcla en dos vasos.

    Añadimos la pulpa de la naranja troceada y espolvoreamos con granola.

    ¡Un desyuno rico, saludable y lleno de vitaminas para afrontar el día!

     

     

    10 Nov • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Flan de kaki persimon

    Aprovechando que estamos en temporada de kakis y es una fruta poco conocida y que está tomando cada vez más auge en el mercado, os proponemos una receta para poder sacarle el máximo partido a esta fruta tan dulce y llena de propiedades beneficiosas para nuestro organismo: Flan de kaki persimon.

    Como siempre indicamos, lo verdaderamente importante a la hora de elaborar una receta con frutas o verduras es imprescindible que sean de buena calidad y acabadas de recolectar para poder disfrutar de su auténtico sabor natural y que nuestros platos queden redondos. Así, para elaborar este flan os recomendamos los Kakis Persimon Ribera del Xúquer recién recolectados.

    Ingredientes:

    • 400 gr. de kaki persimon.
    • 550 gr. de leche.
    • 200 gr. de nata.
    • 100 gr. de azúcar.
    • 2 sobres de cuajada.
    • caramelo líquido.

    Elaboración:

    Pelamos y cortamos el kaki. Lo ponemos en un vaso de batidora y trituramos hasta que tenga la consistencia de un puré. Reservamos.

    A continuación vertemos la nata y la leche en una cazuela, añadimos el azúcar y calentamos a fuego medio-lento sin dejar de remover. Seguidamente añadimos la cuajada y llevamos a ebullición.

    Por último, añadimos el puré de kaki persimon que habíamos reservado previamente y removemos bien hasta que queden todos los ingredientes bien ligados.

    Retiramos del fuego y vertemos en los moldes. Podemos utilizar un molde grande o si lo preferimos también podemos usar moldes individuales, según vuestro gusto o el toque final que le queráis dar al postre. En cualquier caso, usemos uno u otro indistintamente, tenemos que untarlos previamente con caramelo líquido.

    Dejamos que baje un poco la temperatura, y cuando esté templado lo metemos en el frigorífico.

    Toque final: Podemos elegir unos moldes “vintage” para servir el flan directamente en ellos. Antes de servir, espolvorearemos con un poco de canela o echaremos un poco de azúcar por encima y lo quemaremos con un soplete. ¡Nos quedará un flan de kaki original y delicioso!

    Fuente de la imagen: http://www.sugaretal.com/

     

     

     

    3 Nov • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios