Recetas
Categoría

  • Cómo preparar un gazpacho de sandía rápido y fácil

    Si hay un plato estrella refrescante y sano en nuestra dieta mediterranea es sin duda el gazpacho. No hay verano en que esta deliciosa sopa fría no esté presente en nuestra mesa. Tanto es así, que incluso han aparecido nuevas variaciones, incluyendo ingredientes que suman sus propiedades a las que ya de por sí tiene este plato tan saludable. Hoy os contamos cómo preparar un delicioso gazpacho de sandía rápido y fácil.

    Su elaboración es muy sencilla, y con la sandía añadiremos una gran riqueza vitamínica a nuestro gazpacho, como vitamina A, vitamina C y vitamina B. Además la sandía es muy rica en licopeno, componente encargado de aportar el color rojizo a la fruta y con grandes propiedades beneficiosas para el organismo. Y no debemos olvidar su elevado contenido en agua y sus propiedades diuréticas, lo que la hace de la sandía un alimento ideal en verano para ayudar en las dietas de adelgazamiento.

    Ingredientes:

    • 500 gr. de sandía.
    • 500 gr. de tomates maduros.
    • 1 diente de ajo.
    • 1 pimiento rojo.
    • 1/4 de cebolla.
    • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
    • 2 cucharadas de vinagre balsámico.
    • unas hojas de albahaca.
    • pimienta y sal al gusto.

    Elaboración:

    En primer lugar trocearemos la sandía y los tomates, y los verteremos junto con el resto de ingredientes en el vaso de la batidora o la licuadora. Batiremos hasta que se mezclen bien todos los ingredientes y se cree crema homogénea. Si nos ha quedado demasiado espesa y preferimos una sopa más líquida podemos añadir un poco de agua.

    A continuación guardamos el gazpacho de sandía en el frigorífico durante al menos 1 hora.

    Antes de servir, deberemos removerlo para mezclar bien todos los ingredientes.

    Sugerencia de presentación:

    Podemos cortar unos dados de sandía y meterlos en el congelador. A la hora de servir el gazpacho incorporamos los cubitos de sandía para decorar.

     

     

    27 jul • Noticias, Productos Gourmet, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Helado de naranja elaborado con mermelada casera

    ¿Quién dijo que durante el verano no podemos disfrutar del sabor de las naranjas naturales? Con la llegada de los meses de verano acaba la temporada de las naranjas. Sois muchos los que nos decís que os da mucha pena tener que esperar hasta noviembre para poder tomar de nuevo una naranja natural y disfrutar de su sabor, así que hoy os proponemos una manera de no renunciar a ello con una receta de helado de naranja elaborado a partir de nuestra mermelada casera de naranjas naturales.

    ¡No dejéis de hacerlo en casa, seguro que os va a encantar! Además, al estar elaborado con ingredientes naturales y sin grasas industriales es mucho más sano y saludable . ¡El postre perfecto para este verano!

    Ingredientes:

    Preparación:

    En primer lugar metemos la leche y la mermelada en el congelador durante unos 15 minutos aproximadamente. Es mejor que ambos ingredientes estén bien fríos antes de la elaboración del helado, ya que así facilitamos todo el proceso.

    A continuación añadimos la mermelada en una vaso apto para batidora, y seguidamente vertemos la leche. Batimos durante un par de minutos.

    Una vez bien batido, vertemos el contenido en una recipiente apropiado y lo metemos en el congelador. Para evitar que el helado cristalice, deberemos removerlo cada media hora durante 3 ó 4 horas, ya que así iremos rompiendo los cristales de hielo que se puedan formar.

    Transcurridas las 4 horas, el helado ya está listo.

    ¡A los peques de la casa les va a encantar!

    15 jun • Productos Gourmet, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Receta y sabores de té helado para el verano

    Se acerca el verano, los días más largos, el calor sofocante… ¡Es el momento ideal para tomar bebidas refrescantes! Pero si estás ya cansado de tomar siempre los mismos refrescos, os proponemos una receta para elaborar diferentes tipos de té helado.

    El té helado es una bebida perfecta para el verano, refrescante, sana, natural, con una amplia variedad de sabores y al mismo tiempo nos permite cuidar la línea.

    Para preparar el té helado tendremos que tener en cuenta que la cantidad de té que hay que poner debe ser un poco más concentrada que en un té normal. La medida aproximada es de unas 6-8 cucharadas por litro de agua, aunque depende también de los gustos de cada uno.

    Es muy importante que el té sea de calidad y el agua mineral natural.

    Preparar el té helado es muy sencillo, simplemente hay que elegir el tipo de té y el sabor. El procedimiento es igual para cualquier tipo de té. Os recomendamos estos sabores para preparar unos deliciosos tés helados y refrescantes para el verano:

    Té verde de Naranja y Galletas de Jengibre.

    Té negro Naranja y Chocolate.

    Té blanco Crema de Mandarina.

    Té rojo Lima-limón.

    Rooibos de Limón

    Ingredientes:

    • 1 litro de agua mineral.
    • 6-8 cucharadas de té del sabor elegido.
    • Azúcar o edulcorante.
    • Hielo

    Preparación:

    Vertemos el agua mineral en un cazo y llevamos al punto de ebullición.

    Mientras se va calentando el agua, ponemos el té en un recipiente ancho y vertemos el agua hervida sobre el té. De esta forma, las hojas tendrán espacio suficiente para abrirse y la infusión se realizará de forma correcta y homogénea.

    Dejamos la infusión durante unos minutos para vaya adquiriendo todo el sabor y aromas de las hojas de té. Una vez está lista la infusión, la colamos con un colador de tela para que no se quede ninguna hojita en el líquido.

    Endulzamos con azúcar o edulcorante al gusto.

    Vertemos el líquido en una jarra apta para frigoríficos y dejamos enfriar unos 15 minutos a temperatura ambiente. A continuación metemos en la nevera al menos durante 1 hora para que enfríe bien.

    Una vez tenemos el té bien frío añadimos hielo y… ¡A refrescarse!

    SUGERENCIA: Si os apetece podéis añadir menta fresca, hierbabuena, jengibre o cualquier fruta de temporada troceada.

    Fuente de la imagen:http://www.teatoxshop.com/magazin/2016/02/10/healthy-iced-tea-recipe-with-the-teatox-fresh-focus/

    9 jun • Productos Gourmet, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Ensalada de hoja de roble con aliño de naranja y tahín

    Llega el verano y las naranjas van escaseando, pero mientras tanto todavía podemos beneficiarnos de su sabor y propiedades en platos más frescos y apetecibles para esta época, como esta receta que nos ha preparado la nutricionista terapéutica Ana Estellés: Ensalada de hoja de roble con aliño de naranja y tahín.

    La naranja es una fruta muy apreciada por su sabor, pero también por sus propiedades. Casi todo el mundo sabe que la naranja contiene gran cantidad de vitamina C, por lo que tomarla durante el invierno nos ayudará a mantener alejados resfriados y gripes ya que nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune, pero la naranja también tiene otras propiedades:

    • Es una fruta muy alta en vitamina A en forma de betacarotenos y además contiene antioxidantes como la luteína, ambas sustancias son muy buenas para proteger nuestra vista y para prevenir enfermedades degenerativas.
    • Es muy rica también en bioflavonoides como la hesperidina, que es una sustancia que nos ayuda a reducir el colesterol malo y mejorar la circulación.
    • Y además contiene minerales como el calcio, el potasio y el magnesio, que nos ayudan a mantener una buena salud cardiovascular.

    Normalmente la naranja la tomamos en forma de zumo o entera, pero hay muchas formas de aprovechar esta deliciosa fruta como por ejemplo usándola para aliñar nuestra ensalada, así conseguiremos darle un toque diferente y original, y no caer en la monotonía de las ensaladas.

    El aliño de la ensalada está hecho con zumo de naranja y tahín, que es crema de sésamo, de esta forma conseguimos un aliño cremoso, rico y muy nutritivo.

    Ingredientes:

    • Hoja de roble al gusto.
    • 1/2 pimiento en tiras.
    • Aceitunas negras al gusto.
    • Alcaparras al gusto.
    • 1/4 de cebolla roja.
    • 1 tomate.
    • Granada al gusto.
    • Zumo de limón.

    Para el aliño de naranja y tahín:

    • Zumo de ½ naranja.
    • 1 cucharada sopera de tahín (crema de sésamo)
    • Un poco de sal marina.
    • 1/2 cucharada de aceite de oliva.

    Preparación:

    1. Cortar la cebolla morada en tiras finas y ponerlas en la ensaladera con un chorro de zumo de limón y sal marina para que pierda un poco el picor.
    2. Añadir el resto de ingredientes.
    3. Para hacer el aliño mezclar todos los ingredientes bien y corregir al gusto.

    Y ahora… ¿quíen dijo que las ensaladas eran aburridas?

    18 may • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Consigue un peso saludable: Pomelo con miel y canela

    Pomelo con miel y canela, una sencilla receta de la nutricionista terapéutica Ana Estellés que nos ayuda a mantener un peso saludable y a eliminar el exceso de tóxicos.

    El pomelo destaca porque es muy diurético, con lo que favorece la eliminación del exceso de agua y esto nos ayuda a perder peso o mantener un peso saludable. Y no solo eso, esta fruta nos ayuda también a tener mejores digestiones.

    Por otra parte, el pomelo nos ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, que es un punto fundamental a la hora de bajar peso, ya que si mantenemos nuestros niveles de glucosa en sangre controlados, evitaremos tener tanta hambre entre comidas.

    Además, la canela tiene el mismo efecto regulador de la glucosa y combina a la perfección con la acidez del pomelo.

    El pomelo es, además, muy rico en antioxidantes, que son sustancias que ayudan a contrarrestar los efectos de los radicales libres. Los radicales libres son sustancias que genera nuestro propio organismo pero también se producen por la exposición a tóxicos ambientales, tabaco, mala alimentación, etc. Por tanto, cuanto más estemos expuestos a estos factores, más radicales libres producirá nuestro cuerpo y más antioxidante necesitaremos.

    El pomelo posee numerosos antioxidantes entre los que destacan la vitamina C y los bioflavonoides como la hesperidina, la rutina y la quercetina. Estas sustancias también son capaces de aumentar la elasticidad de las arterias y por tanto nos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

    ¿Qué necesitamos?

    Preparación:

    En primer lugar, con un cuchillo sacaremos poco a poco todos los gajos del pomelo.

    A continuación pondremos un chorrito de miel por encima, y con una cuchara intentaremos remover un poco los gajos para que se impregnen bien con la miel.

    Por último espolvorearemos la canela sobre los gajos de pomelo al gusto.

    Esta sencilla receta puede ser parte de un delicioso desayuno o nos puede también servir como una saludable merienda. ¡A disfrutar de los beneficios del pomelo!

    11 may • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Sorbete de naranja y coco

    Hoy publicamos una receta que la nutricionista terapéutica Ana Estellés elaboró con nuestras naranjas.

    Sorbete de naranja y coco, por Ana Estellés

    A mucha gente le gusta tomar naranja de postre o entre horas ya que es una fruta muy refrescante, pero hay muchas otras formas de utilizar la naranja de forma muy sencilla, rica y saludable, como con este sorbete.

    Es perfecto para estos meses que vienen de más calor y una buena forma para que los niños tengan un extra de vitaminas, minerales y que a la vez disfruten.

    En esta receta utilizaremos leche de coco junto con la naranja, lo que aportará cremosidad a nuestro sorbete, además de un toque dulce.

    A las propiedades del zumo de naranja se sumarán las propiedades de la leche de coco, que contiene:

    • Grasas saludables (triglicéridos de cadena media que nos ayudan a mantener unos niveles de colesterol saludables y prevenir enfermedades cardiovasculares)
    • Vitaminas del grupo B (esenciales para la salud de nuestro sistema nervioso entre otras muchas cosas)
    • Vitamina C
    • Numerosos minerales y oligoelementos como el potasio, el fósforo, el cromo y el selenio.

    Así que es una merienda perfecta para todos aquellos que necesitan reponer minerales como niños y deportistas, y en general para todo aquel que quiera un aporte extra de nutrientes de una forma muy saludable.

    Ingredientes (2-3 personas)

    • 3 naranjas.
    • 1 lata pequeña de leche de coco (200 ml).
    • ½ cucharadita de canela en polvo.
    • 1-2 cucharadas de miel cruda (opcional/al gusto).
    • Coco rallado o laminado (para adornar).

    Preparación:

    1. Ponemos en una batidora la leche de coco junto con el zumo de 2 naranjas, una naranja entera a gajos (pelada) y la miel (solo si lo probamos y vemos que le falta un poco de dulce). Batimos bien hasta que quede líquido.
    2. Introducimos la mezcla en el congelador al menos durante 4 horas, en un recipiente adecuado con tapa (puede ser un tupper). De vez en cuando sacamos y removemos.
    3. Servimos con coco rallado o laminado para decorar y espolvoreamos con canela molida.

    NOTA: También lo podemos hacer en forma de polos, sobretodo para los niños. Para ello necesitamos unos moldes especiales para polos.

    ¡A disfrutar de un delicioso sorbete saludable!

    27 abr • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • ¿Cómo se realiza el glaseado de limón?

    ¿Eres de las personas a las que les encantan los postres? Pues este es tu post, porque en él te explicaremos qué es glaseado y te contaremos cómo se realiza el glaseado de limón. Podrás hacer que tus postres luzcan mucho más y tengan mucho más sabor. ¡No te lo pierdas!

    ¿Qué es el glaseado?

    Se trata de una técnica culinaria que consiste en recubrir alimentos con una capa dulce y brillante. Uno de los dulces más conocidos que utilizan esta técnica son los donuts. Estos típicos bollos redondos con un agujero, que han hecho y hacen las delicias de niños y mayores, están recubiertos con un glaseado muy simple realizado mediante la mezcla de azúcar glass y agua.

    El principal ingrediente del glaseado es el azúcar glass o glasé, un derivado del azúcar blanquilla que se obtiene tras pulverizar el azúcar tradicional y añadiéndole un poquito de almidón de maíz (maizena) u otros antiapelmazantes. Gracias a ellos la mezcla espesa y el glaseado tiene un aspecto más compacto.

    Ahora que ya sabemos qué es el glaseado, vamos a aprender a realizar glaseado de limón. Es muy fácil, sigue nuestros pasos:

    Ingredientes

    • Azúcar glass: 200 gr
    • Limones: 2

    Preparación:

    • En primer lugar, con los dos limones realizaremos un zumo y lo reservamos.
    • En un bol echamos los 200 gramos de azúcar glass y vertemos encima el zumo de los dos limones que hemos reservado con anterioridad.
    • Una vez juntos, habrá que mezclar bien hasta conseguir una mezcla blanquecina y lo suficientemente densa pero sin estar dura del todo.
    • Si queremos que nuestra mezcla tenga un color amarillo de limón, echaremos una pizca de colorante/tinte alimentario especial para postres y removeremos hasta tener el color compacto.
    • Una vez que lo tenemos realizado, ya lo podemos utilizar para adornar nuestros postres. Para ello, tan solo tendremos que bañar con el glaseado de limón el postre (galletas, bizcochos, donuts, etc.) y dejarlo secar hasta que se haya endurecido. Ese será el momento en el que lo podremos servir.

    Truco:

    A la hora de realizar nuestro glaseado hay que tener en cuenta para qué lo vamos a utilizar, ya que dependiendo de ello tendremos que hacerlo más o menos consistente. En este sentido, el azúcar es la clave. Así, si queremos hacerlo más consistente tendremos que añadir más azúcar, mientras que si lo queremos realizar más blando tendremos que echar más zumo de limón.

    ¿Estás listo para darle a tus postres un toque profesional? 😉

     

    6 abr • Recetas • 0 comentarios

  • Receta fácil: Cómo realizar arroz a la naranja

    ¿Quieres sorprender a tus comensales con una receta diferente? ¿Un plato exótico quizá? Pues hoy te traemos una sencilla que cumple con esos dos requisitos y además se le une otro: la facilidad. Se trata de arroz a la naranja, un arroz aderezado con nuestra fruta de referencia las naranjas.

    No te puedes perder este primer plato tan original, comenzamos con los ingredientes para cuatro personas:

    • Arroz: 320 gramos
    • Naranjas: 3
    • Ajos: 2
    • Cebolla: 1 grande
    • Aceite de oliva: 3 cucharadas
    • Sal: Una pizca
    • Pimienta negra: Una pizca
    • Caldo de pollo

    Una vez que ya tenemos los ingredientes vamos a comenzar con la elaboración de nuestro arroz a la naranja:

    • Ponemos a calentar en una olla a fuego lento una cucharadita de aceite con la cebolla picada finamente. Una vez que ya está un poco pochada le añadimos la pimienta, el ajo y la sal y los sofreímos durante unos minutos más.
    • Por otro lado, exprimimos el zumo de las tres naranjas y lo reservamos. De estas naranjas, utilizamos media corteza de naranja y la picamos muy finita.
    • Una vez que ya tenemos el sofrito casi listo es el momento de añadirle el arroz y la corteza de naranja para que lo salteemos con las verduras durante un par de minutos.
    • Agregamos el zumo y el caldo de pollo que entre ambos tienen que conseguir 640 ml, puesto que para cocinar el arroz se necesita el doble de líquido (agua u otros) del arroz utilizado, y lo dejamos que cueza a fuego medio.
    • El arroz tiene que estar cocinándose a fuego medio hasta que se seque. Después habrá que bajar la cocción a fuego lento tapando la cazuela durante 10 minutos más.

    Una vez que ya tenemos cocido el arroz tan sólo nos queda emplatar. Para ello, echamos el arroz en un molde y lo volteamos. Para adornarlo tan sólo tendremos que ponerle unas ramas de menta y una rodaja de naranja fresca.

    Como puedes ver se trata de un plato rápido, tiene una elaboración de 30 minutos, y muy sencillo. Además puede degustarse como primer plato o bien como guarnición de un pescado o pollo a la plancha. ¡Déjate seducir por nuestro arroz a la naranja!

    Fuente de la imagen: Lazyblog

    16 mar • Recetas • 0 comentarios

  • Cómo preparar un Gin-Tonic con limón.

    El gin-tonic se ha convertido en una auténtica revolución. Ha pasado de ser una copa que consumían sólo los señores mayores a ser el cóctel de moda por excelencia. Se ha generado todo un mundo alrededor de esta bebida: desde la elección de la copa, diferentes tipos de ginebra y tónica, especias para aromatizarlo, etc. En este post os vamos a enseñar cómo preparar un gin-tonic con limón.

    La copa

    En primer lugar hay que elegir la copa donde vamos a prepararlo. Debe ser de boca ancha, de esta forma al acercarnos la copa a la boca percibimos todos los aromas. También es importante que sea una copa con pie y no un vaso, ya que así evitamos que se caliente la bebida al cogerla. La copa ideal para un buen gin-tonic es la de balón.

    La ginebra

    A la hora de elegir la ginebra, se nos abre todo un mundo de posibilidades. La diferencia entre unas ginebras y otras son los ingrediente aromáticos que llevan, por lo que en nuestro caso, para elaborar un gin-tonic con limón nos vendrían mejor las ginebras cítricas, afrutadas o florales: London nº1, Tanqueray Ten, G’Vine Floraisson, Fifty Pouns, Van Gogh… De todos modos, si no somos expertos, cualquier ginebra de las de “toda la vida” nos puede valer para preparar un buen gin-tonic.

    La tónica

    Puesto que el limón va a ser el encargado de aromatizar nuestra copa, usaremos una tónica neutra, para que no se mezclen los sabores ni se enmascare el aroma y sabor del limón natural.

    El limón

    Usaremos sólo la piel del limón, ya que tanto su zumo como la pulpa reaccionan con el anhídrido carbónico de la tónica y eliminan las burbujas. Cortaremos un trozo de piel fina, fresca y jugosa, por lo que es importante que el limón sea recién recolectado ya que conserva todos los aromas y sabor, además de que evitamos los productos químicos que se hayan podido añadir a la piel para embellecerla.

    Sobre la copa, estrujamos la piel y la doblamos sin romperla, de forma que facilitamos la salida de sus aceites esenciales. Aromatizamos la boca de la copa restregando la piel sobre ella y finalmente la depositaremos en su interior. Es importante que la piel sea fina, sin la parte blanca, ya que ésta amarga y podría estropear el cóctel.

    El hielo

    Otro de los aspectos importantes, es el hielo. Recomendamos usar el hielo comprado, ya que es más grueso y tarda más en descongelarse. Además evitamos que haya quedado impregnado con olores del congelador como puede ocurrir con el hielo hecho en casa.

    La proporción

    Por último, sólo queda añadir la cantidad correcta de ginebra. La proporción debe ser de 1 parte de ginebra por 4 ó 5 de tónica. Más cantidad de ginebra no significa que el cóctel vaya a estar mejor ni más bueno, sólo conseguiremos que esté más fuerte.

     

     

     

    8 mar • Productos Gourmet, Recetas • 2 comentarios

  • ¿Cómo se realiza el budín de mandarina?

    ¿Quieres que tus hijos coman fruta y te resulta imposible conseguirlo? ¿Te gusta realizar bizcochos que no siempre sean del mismo sabor? ¿Quieres que tus hijos dejen la bollería industrial tan insana, pero que tanto les gusta? Pues hoy tenemos una receta muy sencilla pero muy sana y muy rica y sobre todo realizada con fruta de temporada: ¡las mandarinas!

    No te pierdas nuestra receta de budín de mandarinas. Manos a la obra que comenzamos con los ingredientes:

    • Mandarinas: 3
    • Azúcar: 2 tazas
    • Aceite: 1 taza
    • Huevos: 3 unidades
    • Harina: 3 tazas
    • Levadura: 1 cucharada
    • Esencia de vainilla: 1 cucharadita

    Ahora que ya sabemos qué necesitamos para realizar la receta, vamos con los pasos para la elaboración de nuestro budín:

    • En primer lugar introducimos en un recipiente todos los ingredientes: 2 mandarinas CON LAS CÁSCARA INCLUIDA, el azúcar, el aceite, los huevos, la esencia de vainilla, la harina y la levadura.
    • Mezclamos todos los ingredientes con la batidora hasta que se integren bien y se cree una masa compacta.
    • Una vez todo mezclado, lo metemos al horno a temperatura moderada (unos 180°) durante 50 minutos.
    • Antes de sacar el budín de mandarinas del horno, debemos asegurarnos de que está completamente horneado. Podemos comprobar el grado de cocción con un cuchillo o un tenedor, si las puntas salen limpias es que ya está listo.
    • Una vez fuera del horno, para adornarlo podemos poner los gajos mandarina que nos sobraba encima y espolvoreamos con azúcar glas.

    En esta ocasión hemos optado por realizar un budín de mandarinas básico y sin “tropezones”, para que sea más fácil de comer para los más pequeños de la casa. No obstante, también admite ciruelas pasas o trocitos de nueces a gusto del consumidor.

    ¿Qué te ha parecido nuestra receta? ¿Crees que es una fórmula ideal para que los más pequeños coman frutas y dulces pero sanos? Cuéntanos tu opinión.

    Fuente de la imagen: http://www.lagranepoca.com/wp-content/uploads/2015/05/budin.jpg

    3 feb • Recetas • 2 comentarios