Sorbete de naranja y mango

21 Dic • 0 comentarios

Uno de los alimentos que no puede faltar en una celebración o comida de Navidad es el sorbete. Generalmente suele ser de limón, pero nosotros os proponemos otro igual de refrescante pero mucho más original e innovador: Sorbete de naranja y mango.

Hay que tener en cuenta que el sorbete no es un plato más, sino que solamente cumple la función de refrescar el paladar y prepararlo para apreciar otros sabores, por lo que se sirve entre un plato y otro de un menú, normalmente entre el pescado y la carne. 

El sorbete está a medio camino entre el helado y el granizado. Se diferencia del helado en que no contiene grasas ni huevos en su composición, lo que hace que resulte más fresco y ligero. Se realiza generalmente con frutas cítricas, y si queremos sorprender podemos elegir entre varios sabores que resultan muy adecuados por su frescura y delicadeza como puede ser añadiendo mango. Es importante que la fruta sea lo más fresca y natural posible para que los sabores sean auténticos e intensos. En nuestra web puedes adquirir las naranjas y mangos recién recolectados ideales para preparar este sorbete.

Si el menú consiste en muchos platos o de platos muy pesados sugerimos servir un sorbete que contenga entre sus ingredientes alguna bebida alcohólica o rociarlo con un poquito de licor u otro alcohol, esto lo hará más digestivo. Nosotros hemos optado por incluir cava o champagne aunque también se le suele añadir ginebra.

Ingredientes:

  • 2 naranjas grandes.
  • 1 mango grande.
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 50 ml de cava o champagne.

Preparación:

En primer lugar exprimimos las naranjas. Ponemos el zumo en un cazo con el azúcar y lo llevamos a ebullición a fuego medio. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego y reservamos.

A continuación pelamos y troceamos el mango. Ponemos los trozos en la batidora o procesador de alimentos y trituramos hasta que quede un puré fino (si se desea lo podemos pasar por el colar chino).

Seguidamente mezclamos el puré de mango con el almíbar de naranja que habíamos reservado. Removemos con movimientos suaves. A continuación incorporamos el cava o el champagne y seguimos removiendo suavemente hasta que quede homogéneo.

Ponemos la preparación en un recipiente hermético y metemos en el congelador. Cuando haya pasado 1 hora removemos para evitar que cristalice. Repetiremos este proceso 2 veces más cada hora, rascando bien las paredes del molde.

Una vez congelado, servimos 1 ó dos bolas en cada copa. Podemos decorar las copas con trozos de mango o rodajas de naranja.

¡Buen provecho y Felices Fiestas!

 

 Comentar

Publicado: 21 Dic

Categoría: Noticias, Recetas

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *