Pequendarinas

La mejor pequendarina.

Su pequeño tamaño, su piel fina y su sabor menos ácido y más dulce que las naranjas hace que sea una de las frutas preferidas de los más pequeños.

La cantidad de zumo en proporción a las mandarinas más grandes es mucho mayor y quien las ha probado dice que son como golosinas, que no puedes parar de comerlas. Además, gracias a su tamaño cabe más cantidad en las cajas, por lo que por el mismo precio puedes llevarte 1kg. más de pequendarinas en cada caja.