Leche asada light a la mandarina

16 Ene • 2 comentarios

Después de los atracones de las fiestas navideñas, dulces, turrones, licores, etc., nuestro cuerpo necesita un descanso y nos pide alimentos más sanos y menos grasos. Toca cuidarse y cuidar la alimentación si queremos perder esos kilos de más que hemos ganado estos días. Para ello no es necesario pasar hambre ni renunciar a darnos un capricho, por eso os recomendamos la leche asada light a la mandarina, una receta de un postre sano, bajo en grasas y sobre todo muy rico.

Podemos cuidar nuestro cuerpo y la alimentación sin echar a perder la dieta, lo importante es comer sano y consumir alimentos saludables, naturales, con pocas calorías y sobre todo frescos, nada de alimentos procesados y ricos en grasas saturadas. Es por eso que hoy os traemos una receta de un postre bajo en calorías, muy sano y con el que nos podremos permitir darnos ese “caprichito” de tomar un trozo de pastel sin engordar ni sentirnos culpables.

Todos los ingredientes que vamos a usar para la elaboración de la leche asada light a la mandarina son bajos en calorías y grasas, y sobre todo son totalmente naturales y sanos.

La leche asada es un postre tradicional chileno, al que le hemos dado un toque más original añadiendo mandarinas de nuestra propia cosecha para darle más sabor. Este postre es parecido al flan, pero se diferencia de éste en el modo de cocción que explicaremos más adelante. 

Ingredientes:

  • 1 litro de leche desnatada.
  • 70 gramos de Stevia en polvo.
  • 5 huevos.
  • Esencia de vainilla.
  • Canela al gusto.
  • 5 ó 6 mandarinas.

Elaboración:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. En una cazuela añadimos los 5 huevos y la stevia, y removemos un poco para que se vayan mezclando los ingredientes. A continuación añadimos la leche, la vainilla, la canela y la ralladura de mandarinas. Removemos con unas varillas hasta que quede una mezcla bastante homogénea.
  3. Cuando estén bien mezclados todos lo ingredientes, los calentamos a fuego medio durante un par de minutos sin parar de remover. Es muy importante que no llegue a hervir.
  4. A continuación vertemos la mezcla en una fuente para horno y horneamos durante 40 minutos a 180ºC.
  5. Mientras se va cocinando la leche haremos la salsa de mandarinas. Para ello pelamos y troceamos las mandarinas. Las cocemos en una olla o cazuela durante unos 20 minutos. Cuando las mandarinas ya están cocidas, las trituramos con una batidora hasta que queden con la textura similar a una papilla. Si nos gusta más líquida podemos añadir agua. Si preferimos más dulce añadimos stevia. Reservamos.
  6. Sacamos del horno la leche asada a la mandarina y cuando haya bajado la temperatura la guardamos en el frigorífico. Servimos bien frío acompañado de la salsa.

 

 Comentar

2 comentarios en Leche asada light a la mandarina

  1. Javier dice:

    Deliciosa receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *