Postre navideño: Pastel de queso con naranja caramelizada

14 Dic • 0 comentarios

Llegan días de celebraciones y reuniones familiares alrededor de la mesa. Días en los que la comida cobra un protagonismo importante y  donde siempre nos gusta lucirnos. Por eso esta semana os proponemos un postre navideño para no dejar indiferente a nadie: Pastel de queso con naranja caramelizada y vainilla. 

Un postre ideal para estos días de fiesta con el que seguro impresionaréis a vuestros invitados y lograréis ser los anfitriones perfectos. Las naranjas caramelizadas, la vainilla y el queso mascarpone hacen de este pastel un postre exquisito, ya no sólo por su sabor, sino también por la apariencia tan espectacular que le da la corona de azúcar hilado.

Ingredientes:

Para la base:

  • 80 g de mantequilla sin sal.
  • 200 g de galletas maría.
  • Ralladura de una naranja.

Para el relleno:

  • 560 g de queso crema (tipo Filadelfia).
  • 250 g mascarpone.
  • 200 g de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 50 g de harina de trigo.

Para las naranjas caramelizadas:

Para el azúcar hilado:

  • 80 g de azúcar.

Para el glaseado de mascarpone:

  • 250 g de mascarpone.
  • 30 g de azúcar glas.
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla.

Molde:

  • 20 cm de diámetro x 8 cm de profundidad (debe ser desmontable)

Elaboración:

Para la base:

  1. Derretimos la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego lento. A continuación trituramos las galletas junto con la cáscara de naranja rallada en un procesador de alimentos. Cuando la mantequilla esté derretida la vertemos en la mezcla y removemos hasta que quede una masa.
  2. Vertemos la masa anterior en el molde y presionamos creando una base en la parte inferior del molde. Dejamos enfriar en la nevera.
  3. Mientras tanto calentamos el horno a 160 ° C.

Para el relleno:

  1. Mezclamos el queso crema, el mascarpone y el azúcar en un tazón. Con una batidora eléctrica, batimos los ingredientes hasta que quede bien mezclado. A continuación añadimos los huevos y la vainilla batiendo hasta que quede suave. Por último incorporamos la harina y removemos con una cuchara de madera.
  2. Vertemos la mezcla en el molde sobre la base preparada, asegurándonos de que la parte superior del relleno es suave y uniforme. Ponemos en una bandeja de horno, y horneamos durante 50-55 minutos hasta que cuaje. Dejamos enfriar completamente en el molde.

Naranjas caramelizadas:

  1. Ponemos las rodajas de naranja en un recipiente resistente al calor y reservamos.
  2. Vertemos el azúcar en una sartén antiadherente mediana a fuego lento. Dejamos que se funda suavemente y que vaya caramelizando.
  3. Retiramos la sartén del fuego y añadimos 2 cucharadas de agua, el licor de naranja y  la cucharada de zumo de naranja (hay que tener cuidado, ya que puede salpicar). Volvemos a poner a fuego lento y removemos sin parar hasta que el caramelo esté hecho.
  4. Vertemos sobre las naranjas en el bol y dejamos enfriar.

Azúcar hilado:

  1. Ponemos el azúcar en una sartén grande y honda a fuego medio-bajo. Dejamos que el azúcar se disuelva lentamente y se forme en caramelo. No removemos hasta que el azúcar se haya derretido. Giramos la cacerola cuidadosamente para permitir que el azúcar funda de manera uniforme.
  2. Para hacer el azúcar hilado la temperatura del caramelo tiene que ser de 120 ° C. Utilizaremos un termómetro digital para comprobar esto.
  3. Cuando el caramelo alcanza la temperatura correcta, retiramos del fuego. Con una cuchara de madera, cogemos con cuidado el caramelo y lo vamos echando sobre un rodillo de acero previamente engrasado para crear el azúcar hilado. Tendremos que trabajar rápido, antes de que solidifique al enfriarse.
  4. Podremos moldearlo un poco con las manos cuando empiece a enfriar, pero con cuidado de no quemarnos ni de romperlo.

Glaseado:

  1. Mezclamos el mascarpone con el azúcar glas y la vainilla.  Vertemos el mascarpone en la parte superior de la tarta de queso, luego cubrimos con las naranjas caramelizadas echando el caramelo por los lados de la tarta.
  2. Por último, añadimos el azúcar hilado en la parte superior y servimos inmediatamente.

¡Feliz Navidad!

 Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *