mandarina
Posts

  • Cómo preparar sorbete de mandarina natural

    Estamos en pleno mes de octubre y la temporada de los cítricos está empezando. Hoy os proponemos una receta ideal para aprovechar al máximo el sabor y las vitaminas del primer cítrico que madura en los árboles: Sorbete de mandarina.

    Esta receta nos va a venir genial, ya que acabamos de comenzar la temporada de las mandarinas y están en su punto perfecto de sabor y frescura.

    El sorbete de mandarina es el postre perfecto si quieres terminar una comida o cena con un dulce que te ayude a desempalagar y refrescarte la boca.

    Además os enseñaremos cómo servir el sorbete de una forma muy original. El recipiente serán las propias mandarinas vacías y congeladas. Primero os enseñaremos cómo hacer los recipientes con las mandarinas y luego explicaremos cómo se elabora el sorbete.

    Ingredientes:

    • 14 mandarinas.
    • 200 gr. de azúcar glass.
    • 1 huevo.

    Mandarinas heladas:

    Lavamos y secamos las mandarinas. Cortamos la parte superior a modo de “sombrero”

    Retiramos la pulpa con la ayuda de un cuchillo sin punta y una cucharilla, la pasamos por el chino y reservamos el zumo.

    Metemos en el congelador las mandarinas vacías.

    Mientras se congelan las mandarinas, vamos a hacer el sorbete.

     

    Elaboración del sorbete de mandarina:

    En primer lugar colocaremos un recipiente rectangular en el congelador.

    A continuación cogemos el zumo que habíamos hecho de la pulpa y le añadimos la clara de un huevo. 

    Seguidamente tamizamos el azúcar glass y lo vamos vertiendo poco a poco a la clara de huevo y el zumo de mandarina,  removiendo con unas varillas. El azúcar debe estar bien disuelto para no formar cristales. 

    Vertemos toda la mezcla en el recipiente que habíamos refrigerado y guardamos en el congelador. 

    Dejamos unas 8 horas en el congelador removiendo de vez en cuando con un tenedor, primero cada hora y luego cada 2 horas.

    Cuando el sorbete esté listo rellenaremos las mandarinas y las guardamos de nuevo en el congelador hasta que las vayamos a servir.

    NOTA: para que el sorbete no esté muy duro, os aconsejamos sacarlo del congelador a temperatura ambiente 5 minutos antes de servir.

     

     

     

     

    17 Oct • Recetas • 0 comentarios

  • Smoothie de mango y mandarina

    Los smoothies son bebidas muy saludables que podemos preparar con todo tipo de frutas, verduras (espinacas, rúcula, zanahorias…) o bien combinaciones de las mismas. Se suele añadir leche, yogur, nata, azúcar…para hacerlos más sabrosos y completos. Estos batidos nos aportna vitaminas, minerales, antioxidantes , proteínas, grasas saludables y nos ayudan a hidratarnos. Las posibilidades de combinar ingredientes para hacer diferentes smoothies son muchas, pero lo realmente importante es seleccionar bien los ingredientes para que sean frescos y así poder beneficiarnos de todas sus propiedades. Os proponemos un smoothie con dos de las frutas que ahora están en plena temporada: Smoothie de mango y mandarina.

    Este batido muy rico en vitamina C y betacarotenos. Perfecto para aumentar las defensas y hacer frente a los resfriados invernales. Ideal para tomar junto a suplementos o alimentos ricos en hierro, ya que la vitamina C favorece la absorción de este mineral.

    Se necesitan ingredientes que ayuden a espesar el smoothie, que aporten cremosidad para que tenga la textura adecuada. Si añadimos más leche obtenemos un smoothie más líquido. Si añadimos más yogur el smoothie será más denso.

    Las mandarinas tempranas son ideales para preparar este tipo de batidos porque no tienen pepitas.

    Preparación:

    1. Pelamos y troceamos la fruta. Si queremos que el smoothie esté fresco podemos congelar la fruta troceada.
    2. Vertemos la fruta troceada en el vaso de la batidora. Lo ideal es preparar este tipo de batidos en una batidora de vaso para hacerlo más cómodamente pero si no tenemos podemos emplear una batidora tradicional o una picadora.
    3. Añadimos 1 vaso de leche, puede ser leche vegetal (soja, arroz, almendra, coco…)
    4. Añadimos 1 yogur natural para aportar cremosidad.
    5. Endulzamos con miel. También podemos aromatizar con vainilla o con hojas de menta picadas.
    6. Batimos hasta que queden todos los ingredientes bien mezclados y triturados.

    NOTA: Para enriquecer el smoothie se pueden añadir algunos de los conocidos como “superalimentos” con grandes propiedades nutritivas como polen de abeja, espirulina, germen de trigo, semillas de lino, bayas de Goji o cacao puro en polvo.

    Fuente de la imagen: imrececen.com

     

    19 Oct • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • ¡No tires la piel de mandarina!

    Ya os hemos hablado anteriormente sobre los beneficios de la piel de la naranja y diferentes formas de aprovechar sus cualidades. Pues bien, no sólo es buena la cáscara de naranja sino que la piel de la mandarina también tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo que no deberíamos desaprovechar. Antes de tirar la piel a la basura vamos a contaros cómo podemos consumirla para aprovecharnos de sus beneficios, y la mejor forma es haciendo Té de cáscara de mandarina.

    La cáscara de mandarina se usaba antiguamente como remedio casero oriental, ya que en ella se concentra 20 veces más cantidad de antioxidantes que en su zumo, fibra soluble y antibacterianos. Es por esto que la cáscara de este cítrico es un potente limpiador de la sangre, la purifica y regula los fluidos del cuerpo.

    Propiedades medicinales del té con piel de mandarina:

    • Ayuda a reducir los niveles de colesterol.
    • Ayuda a los procesos digestivos aumentando la absorción de nutrientes y la descomposición de alimentos.
    • Ayuda a deshacer el ácido úrico.
    • Disminuye la presión arterial.
    • Alivia el mareo y las náuseas en las embarazadas.
    • Control de la glucemia: favorece la condición diabética evitando los desequilibrios de azúcar en sangre.
    • Estimulan la desintoxicación del hígado.
    • Tratamiento de los resfriados, la gripe y el estrés.
    • Depurativo sanguíneo.

    Hay estudios que indican que en la cáscara de mandarina se encuentra un compuesto llamado Q40 salvestrol que podría actuar contra el cáncer, aunque la investigación aún está en sus inicios y todavía queda un largo camino por recorrer. Tomar este té puede ayudar a prevenir el cáncer pero nunca podrá sustituir a ningún tratamiento médico.

    Preparación del té con piel de mandarina:

    1. Lavamos la cáscara de mandarina.
    2. Dejamos secar al sol durante uno o dos días.
    3. Añadimos la mitad de la cáscara de mandarina en una taza con agua hirviendo.
    4. Tapamos la taza dejamos reposar durante 15 minutos.
    Tips:

    Se puede añadir un poco de canela o de jengibre, según gustos.

    Se puede picar la cáscara para obtener un té más intenso, pero a la hora de tomarlo hay que colar la preparación.

     

     

    12 Oct • Noticias, Recetas, Salud • 7 comentarios