mango
Posts

  • Smoothie de mango y mandarina

    Los smoothies son bebidas muy saludables que podemos preparar con todo tipo de frutas, verduras (espinacas, rúcula, zanahorias…) o bien combinaciones de las mismas. Se suele añadir leche, yogur, nata, azúcar…para hacerlos más sabrosos y completos. Estos batidos nos aportna vitaminas, minerales, antioxidantes , proteínas, grasas saludables y nos ayudan a hidratarnos. Las posibilidades de combinar ingredientes para hacer diferentes smoothies son muchas, pero lo realmente importante es seleccionar bien los ingredientes para que sean frescos y así poder beneficiarnos de todas sus propiedades. Os proponemos un smoothie con dos de las frutas que ahora están en plena temporada: Smoothie de mango y mandarina.

    Este batido muy rico en vitamina C y betacarotenos. Perfecto para aumentar las defensas y hacer frente a los resfriados invernales. Ideal para tomar junto a suplementos o alimentos ricos en hierro, ya que la vitamina C favorece la absorción de este mineral.

    Se necesitan ingredientes que ayuden a espesar el smoothie, que aporten cremosidad para que tenga la textura adecuada. Si añadimos más leche obtenemos un smoothie más líquido. Si añadimos más yogur el smoothie será más denso.

    Las mandarinas tempranas son ideales para preparar este tipo de batidos porque no tienen pepitas.

    Preparación:

    1. Pelamos y troceamos la fruta. Si queremos que el smoothie esté fresco podemos congelar la fruta troceada.
    2. Vertemos la fruta troceada en el vaso de la batidora. Lo ideal es preparar este tipo de batidos en una batidora de vaso para hacerlo más cómodamente pero si no tenemos podemos emplear una batidora tradicional o una picadora.
    3. Añadimos 1 vaso de leche, puede ser leche vegetal (soja, arroz, almendra, coco…)
    4. Añadimos 1 yogur natural para aportar cremosidad.
    5. Endulzamos con miel. También podemos aromatizar con vainilla o con hojas de menta picadas.
    6. Batimos hasta que queden todos los ingredientes bien mezclados y triturados.

    NOTA: Para enriquecer el smoothie se pueden añadir algunos de los conocidos como “superalimentos” con grandes propiedades nutritivas como polen de abeja, espirulina, germen de trigo, semillas de lino, bayas de Goji o cacao puro en polvo.

    Fuente de la imagen: imrececen.com

     

    19 Oct • Noticias, Recetas, Salud • 0 comentarios

  • Cheesecake de mango

    Estamos en plena temporada de mangos, una fruta tropical de origen asiático pero que actualmente se cultiva ya en muchos países occidentales. El mango es rico en azúcares, fibra y vitamina C, además de ser un gran antioxidante. Su sabor dulce hace de esta fruta un ingrediente ideal en repostería, como en la receta que os proponemos: Cheesecake de mango.

    Para elaborar el Cheesecake de mango, no necesitamos más de 15 minutos ni vamos a utilizar el horno, por lo que es una de esas recetas sencillas con la que seguro que os chuparéis los dedos, eso sí, siempre que el mango sea de temporada y de buena calidad para que conserve todo su sabor, ya que es el ingrediente estrella de la receta.

    Ingredientes:

    • Galletas de chocolate tipo “cookies”.
    • 2 cucharadas de mantequilla.
    • 2 mangos.
    • 250 gr. de queso crema.
    • 4 0 5 cucharadas soperas de leche condensada.

    Elaboración:

    En primer lugar troceamos las galletas hasta convertirlas en migas y reservamos una parte para espolvorear por encima una vez finalizada la receta.

    A continuación derretimos la mantequilla y la mezclamos con las migas de galleta, presionando suavemente con las manos hasta conseguir una masa homogénea. Si queremos que la masa de galletas nos quede más suelta, añadiremos menos mantequilla.

    Una vez hecha la masa, la repartimos en vasitos individuales.

    Ahora pelamos el mango y le quitamos el hueso. Batimos la pulpa con una batidora hasta conseguir un puré.

    Seguidamente, en un recipiente grande agregamos el queso crema y la leche condensada, y batimos a alta velocidad durante unos 2-3 minutos. Añadimos el puré de mango y removemos hasta que queden todos los ingredientes bien ligados.

    Por último, repartimos la mezcla en los vasitos individuales donde previamente habíamos puesto la masa y cubrimos con las migas de galleta que habíamos reservado. Guardamos en la nevera y refrigeramos durante al menos 6 horas.

    Sugerencia de presentación: antes de servir cortamos unos trozos de mango fresco y los colocamos en la parte superior.

     

    27 Sep • Productos Gourmet, Recetas • 0 comentarios