Aguacates Hass

Sabor intenso y textura cremosa.

Tanto el fruto como la semilla son relativamente pequeños, con un peso conjunto entre 200 a 300 g. La piel es algo rugosa, de color verde a ligeramente negruzca cuando esta en el árbol; una vez cosechada se va tornando violácea a negra a medida que la fruta se ablanda al madurar, por lo que podrás reconocer fácilmente el momento óptimo para consumirlo.

El fruto es de excelente calidad, sin fibra, alta resistencia al transporte y larga vida postcosecha.

Los aguacates se enviarán verdes para que puedan soportar la manipulación y el transporte. Lo bueno de recibirlos así es que puedes madurarlos tú en casa progresivamente a medida que necesites consumirlos:

Maduración rápida en 3 días: Puedes envolverlos en una bolsa de papel. El papel hace que el etileno permanezca junto a los aguacates haciéndolos madurar. El etileno es un gas inodoro que liberan las frutas al madurar y que al mismo tiempo, acelera el proceso de maduración. Al estar dentro de la bolsa, el etileno potencia la maduración, lo que hace que el aguacate emita más etileno y el proces se convierte en una rueda. Este proceso ocurre más rápido todavía si en la bolsa pones también una manzana.

Maduración en 7-10 días: Déjalos a temperatura ambiente en el frutero y verás que van madurando poco a poco.

Maduración larga: Dejándolos en la nevera ralentiza el proceso de maduración y durarán más en casa.