Calabazas de asar

Se trata de calabazas dulces, ideales para asarlas al horno. El postre, merienda o desayuno perfecto. Con solo partirlas por la mitad y meterlas en el horno a 200 grados durante unos 45-55 minutos (dependiendo del tamaño), se convierten en un plato perfecto para los más golosos. Una de las principales cualidades de la calabaza es que posee un 90% de agua en su composición, además de muy pocas calorías e hidratos de carbono. La calabaza es una de las verduras más saludables del mercado. La calabaza se conserva bastante bien, puediendo aguatar de uno a dos meses.