Naranjas Sanguinas

Un placer singular.

El ácido sabor de la naranja sanguina o roja hace que sea la predilecta de los paladares más auténticos. Una fruta salvaje y poco común que nuestra familia ha cultivado desde hace años en los campos que tenemos en tierras valencianas.